Al servicio de la familia

Después de las oraciones de la mañana y de la eucaristía, celebrada por el obispo Mark Solarczyk, el Icono de Czestochowa salió de Warsaw, esta vez estuvo bien escoltada por la policía.

La primera parada en Lodz fue el Centro al Servicio de la Familia (CSR), que es la organización central afiliada a todas las organizaciones, movimientos y asociaciones pro-familia de la ciudad, que brinda asistencia, enseña, aconseja, alimenta y acoge a aquellos en necesidad.

Varsovia no defraudó

Los residentes de Varsovia recibieron a Nuestra Bendita Madre, en el Icono de Czestochowa, con sus corazones abiertos, a pesar de estar con una temperatura de 32 grados Celsius, una tormenta a la vista, estar en fin de semana y en las vacaciones de verano.

El lunes 20 de agosto, el Icono visitó Varsovia.

El beso de amor – Nuestra Bendita Madre visita al padre Jerzy

El domingo 19 de agosto, a las 14h00, el Icono de Nuestra Señora de Czestochowa llegó al Santuario del beato padre Jerzy Popieluszko en Zoliborz, Varsovia. Llegó en su “Móvil Vida”, acompañada de los motociclistas de Katyn Rally. En la tumba del padre Jerzy, el Icono fue presentado por los sacerdotes ortodoxos de la parroquia de san Juan Klimak a las manos de monseñor Tadeusz Bożełko, custodio del santuario.

Los dos pulmones de la Iglesia – Junto a María en defensa de la vida

En la tarde del sábado 18 de agosto, Nuestra Señora de Czestochowa llegó a la parroquia ortodoxa de San Juan Klimak en Varsovia, en el distrito Wola. Ahí, el pastor de la parroquia, el padre Mitrate Nicholas Lenczewski, ya la estaba esperando, junto a numerosos sacerdotes, diáconos y fieles. Muchos católicos también se unieron a ellos.

San Nicolás, trabajador milagroso, recibe a Nuestra Bendita Madre María

Luego del sacrificio de la santa misa y de la despedida en la Catedral de Torun de los santos Juan Bautista y Juan Evangelista, el Icono, escoltado por la policía y la caravana azul de “Katyn Rally”, fue llevado a la Iglesia Ortodoxa de san Nicolás, el trabajador milagroso, en la misma ciudad de Torun, donde fue recibida por el pastor Nicholas Hajduczenia.

Torun – ciudad de Copernico

En la frontera de la ciudad de Torun, una delegación especial esperaba a Nuestra Bendita Madre, el pastor de la Catedral Católica de los dos Juanes, monseñor Marek Ruminski, junto al pastor de la parroquia ortodoxa de san Nicolás, padre Protojerej Nicholas Hajduczenia.

Fordon – de la muerte a la nueva vida

Temprano en la mañana del 17 de agosto, el Icono de Czestochowa llegó a la Iglesia de San Lucas Evangelista (en construcción) en Fordon, después del sacrificio de la santa misa, celebrada por el reverendo Dr. Lech Bilicki y el pastor y custodio del Santuario de Nuestra Señora del Amor Hermoso, padre Stanislaw Kotowski.

El reverendo, pastor Miroslaw Pstragowski, dio la bienvenida a la Santísima Virgen María en el umbral de su iglesia, y la dirigió hasta la entrada principal. Remarcó que la Virgen cruzó el umbral como primera visitante de esta nueva iglesia. La iglesia es una señal de la nueva vida que nace y que se desarrolla.

Madre del Amor Hermoso en la Catedral de Bydgoszcz

En Bydgoszcz, la Catedral es también el Santuario de Nuestra Madre del Amor Hermoso. En la tarde del 16 de agosto, un gran número de fieles estaban en oración esperando la llegada del Icono de Czestochowa que peregrina por el mundo “De Océano a Océano” en defensa de la vida. El obispo Jan Tyrawa, asistido por numerosos sacerdotes de la diócesis de Bydgoszcz, saludaron a Nuestra Bendita Madre en la entrada de la catedral.

Nuestra Bendita Madre en Naklo, en Notec

Cientos de fieles se reunieron en la parroquia de Naklo para saludar al Icono de Nuestra Señora de Czestochowa. A ellos no les importó que tuvieran que esperar casi una hora. Algunos, con lágrimas de emoción, saludaron al Icono peregrino, que había llegado el jueves a Naklo, en el río Notec.

Myślibórz – bendición de los niños

En la mañana del 16 de agosto un grupo de vehículos viajaba delante del Icono de Czestochowa. Liderando la caravana se encontraba el carro de policía, luego venían los motociclistas, seguido por el vehículo del arzobispo, luego el del padre Tomasz Kancelarczyk, sacerdote que organiza las Marchas de la Vida, y luego la escolta permanente de Nuestra Bendita Madre.